Compartiendo la vida a través de una Polaroid.

Más reciente

Receta para onigiri.

onigiri

O mejor conocidas como bolas de arroz japonesas…

Hoy me pasé un buen rato pensando en qué podía comer sin salir de mi casa ni gastar nada y revisando mis fotos vi esta de hace unos meses. Tenía todo, pero mucha flojera, así que me hice un par de sandwiches.

Pero de todas formas no dejaré pasar la oportunidad de compartirles la receta para las onigiri. No muy rápidas, pero sí muy fáciles de hacer.
Leer el resto de esta página »

Calzada 5 de Mayo

El día que tomé esta foto también llevé mi cámara digital. En ese entonces sólo tenía la cámara de una Palm, pero para mi era suficiente. No tomaba las mejores fotos pero siempre me ha parecido que las fotografías extremadamente nítidas se ven falsas, sin vida. Y si las retocan mucho peor. Y si no creyera eso hace tiempo que hubiera vendido mi Polaroid.
Leer el resto de esta página »

Irina Sergeyevna Prozorova

Image

La nombré Irina, después de leer “Tres Hermanas”, de Chejov.

No encontré nombre mejor para una niña como ella. Después llegó Odette, pero así como llegó se fue.

Unas muertas y otras vivas.

El fin de semana pasado salimos a devorar muertos con la Polaroid. Algunas de las fotografías fueron las que resultaron medio muertas, sin embargo todo valió la pena con la última del cartucho.

En fin, creo que el día de muertos es una de mis celebraciones favoritas, si no es que la única. Pocas culturas ven a la muerte como la mexicana y es que cuando la muerte nos pela los dientes lo único que nos queda al final es sonreírle y darle la bienvenida, después de todo será nuestro último acompañante en nuestro viaje… Último y eterno acompañante. Leer el resto de esta página »

Can Alley

Magic. En Tulancingo, Hidalgo. Ese era el lugar obligado para olvidarme del mundo. A mis 23 años no eran las cantinas, eran los videojuegos. Hasta la fecha.

Algo que nos gustaba era jugar Pump it Up! Esa máquina de baile coreana que se puso tan de moda a principios del nuevo siglo. Sudábamos y hacíamos ejercicio. No he estado en tales condiciones físicas desde que lo dejé. En fin.
Leer el resto de esta página »

El parque (Qué dificil).

Diciembre… 2006.

Creo que fue en el 2006.

De repente me sentí caminando en ese lugar. Entre árboles que no se mueven a menos que los sacudas. Leer el resto de esta página »

Catedral de Tulancingo

Este pueblo.

Necesito tomar una fotografía.

Necesito tomar una fotografía de la catedral.
Leer el resto de esta página »

En El Mentidero

Ese día la vieja Datsun amarilla que desde que tengo memoria nos llevó a mí y a mis primos a pasear por Veracruz nos llevó, si bien recuerdo, a El Mentidero, Veracruz; a unos 10 minutos de San Rafael y 20 de Paso de Telaya.

En el lugar había unas plantas con hojas de venas amarillas muy brillantes. Fue casi imposible no decirle a Alejandra que cortara algunas para mostrarlas a todos una vez de vuelta en la casa de los abuelos.

Leer el resto de esta página »

Mi primera instantánea.

Mi historia con las cámaras Polaroid empezó hace cerca de 27 años, tal vez menos. Pero fui consciente de ello hasta hace unos 23, tal vez, cuando descubrí entre las fotografías de mis padres una que sobresalía entre todas por su rigidez y textura. Era la fotografía de mi confirmación. Mi tío Julio me está cargando, viendo fijamente a la cámara y yo, en sus brazos, observo y escucho con atención a ese señor de vestido y con lentes que me acerca una insípida galleta blanca. Mi expresión es la clara muestra de que no entiendo nada.

Leer el resto de esta página »

Vida y la muerte de un colibrí

Colibrí

Y con esta fotografía comenzamos las colaboraciones y también comenzamos con las fotografías logradas con Impossible Film. Esta fotografía fue tomada por Lourdes, nuestra amiga Lukas.

———————————————————————————————————————————-

Me gusta cuando la muerte se hace presente en lo cotidiano, como en los días de lluvia en que sales a caminar y la calle esta llena de babosas aplastadas y pienso que camino entre cadáveres diminutos. Por alguna razón no me pasa lo mismo con los pájaros, cuando encuentro el cuerpo de un ave inerte en el suelo lo primero que pienso es en un niño que nunca pudo volar, tengo la idea de que los pájaros muertos, todos, se han caído del nido o han sufrido una catástrofe en el primer vuelo, me conmueve pensar que nunca llegaron a ser pájaros por que nunca pudieron mirar distintos cielos…

Leer el resto de esta página »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores